New Balance al borde de una crisis de imagen, tras alabar política de Trump

new-balance-crisis-de-imagen

Todo comenzó un día después de la victoria de Trump, cuando en un comunicado el vicepresidente de Asuntos Públicos de la compañía, Matt LeBretton, dijo que “las cosas van a avanzar en la dirección correcta” una vez que el nuevo presidente asuma el poder. Ese fue el detonante para la actual crisis en la imagen de la marca de zapatillas.

La frase del directivo se basa en la oposición de Trump a la Asociación Trans-Pacífico (TPP), algo que la empresa reclama desde hace tiempo. Por ejemplo, cuando el año pasado el presidente Barack Obama visitó a Nike, LeBretton dijo que “sería genial que viniera a una compañía de calzado que todavía fabrica zapatos en los Estados Unidos”.new-balance-supports-trump-policies-and-endorsed-by-neo-nazis

Es que New Balance, que nació en Boston, es una de las pocas empresas de calzado que aún fabrican sus productos en los Estados Unidos, con una producción estimada en cuatro millones de pares de zapatillas al año. Una de las consecuencias del TPP es que reduce los araneles para las empresas que fabrican fuera de los Estados Unidos, una clara desventaja para New Balance.

La respuesta de la compañía fue veloz.

“New Balance no permite la intolerancia ni el odio en ninguna de sus formas”, proclamó la compañía en un comunicado. “Recientemente, se ha solicitado a uno de nuestros representantes que comentara acerca de una política de comercio, y sus declaraciones fueron sacadas de contexto. Como empresa con 110 años de antigüedad, cinco fábricas en EEUU y miles de trabajadores en todo el mundo de todas las razas, géneros, culturas y orientaciones sexuales, New Balance es una organización que se rige por los valores y una cultura que cree en la humanidad, la integridad, la comunidad y el respeto mutuo para todas las personas del mundo. Siempre hemos estado, y seguiremos estando, comprometidos con la fabricación en EEUU”, puntualizó.

¿Qué debe hacer? Una vez desatada la crisis, New Balance ha hecho todo bien al rechazar rotundamente los comentarios en redes sociales, según Dorothy Crenshaw, fundadora de la empresa de relaciones públicas Crenshaw Communications.

new-balance-comunicado-crisis

En un momento en el que el país está fuertemente dividido y la retórica racista se afila en medio del escenario resultante de unas feas elecciones presidenciales, Crenshaw espera encontrarse con muchas más batallas entre empresas y sus consumidores en torno a cuestiones políticas.

Fuentes:

El Pulso (Chile)

El Observador.com

Entradas recomendadas