Los nuevos retos del dircom: Medición de datos y emociones

reputación

FUENTE: PR NOTICIAS

El papel del director de comunicación sigue dando quebraderos de cabeza en estos foros de comunicación –y no es para menos–. José Ramón Pin, profesor, IESE Business School, abordó durante la primera sesión de Cibecom el papel de este profesional y sobre todo, cuál debe ser su lugar en las organizaciones. “En la comunicación se busca confianza, reputación, en el honor, la integridad… y el dircom sabe escuchar con atención. Una de las cosas más importantes de los dircom es que es una persona que sabe lo que está pasando a su alrededor, en los medios, en las redes sociales y su entorno y es capaz de adelantarse. El dircom no solo es la boca, sino que es además -y lo más importante-, las orejas de la organización”, aseguraba el profesor del IESE.

El dircom se ha convertido en el mejor garante de la reputación de las compañías y en su mayor protector y en él debe residir el poder de gestionarla con eficacia. El mayor problema sigue siendo a día de hoy demostrar el impacto de la reputación en lo más sensible para una compañía: su cuenta de resultados. En este sentido, Sergio Roitberg recalcó el poder de la reputación y demostró cómo este bien intangible impacta de manera directa en los números. Como ejemplo puso el caso del dieselgate de Wolkswagen: “Volkswagen perdió 10.000 millones en Brand Equity según Brand finance, es decir, la reputación sí impacta en el negocio. Por eso la reputación no es un nice to have, sino un must to have”.

La medición es otro de los caballos de batalla de los dircom y desde Acceso, Guillot, apuntó en Cibecom a la necesidad de dar un paso adelante en esta materia: “Dejar de medir la difusión para medir la relevancia. Detrás hay personas y hay que medir la relevancia. Hay que medir el contexto, ya no solo se trata de medirnos a nosotros mismos ni nuestros competidores, la competencia está en todas las empresas de todos los sectores”.

Pero al final, el verdadero valor de un director de comunicación no radica en sus funciones, sino en sus habilidades y su capacidad de ganarse la confianza del consejo de administración. “Daremos responsabilidad al dircom, en medida que aporte valor a la compañía”, sentenció el profesor José Ramón Pin.


“Hoy día el 70% del valor de una empresa es un intangible como la reputación”. Alvaro Rodríguez, director de Cibecom


 

Entradas recomendadas